Hidrógeno sobre ruedas, el futuro de los automóviles.

“China revoluciona el sector automotriz con la creación de vehículos que son impulsados por hidrógeno, con el fin de convertirlos en referente de transporte universal”

Comunicó el ex ministro de ciencia y tecnología de China, Wan Gang.

 

Los autos impulsados de hidrógeno, podrían ser el remplazo de los autos eléctricos; de acuerdo a Hu Ming Ruo, analista de la universidad de Shangái Jiao Tong, los autos eléctricos cuentan con varios problemas relacionados con la autonomía en cuanto a la marcha y seguridad.

Mientras los automóviles eléctricos requieren tiempo para cargar su batería, estos automóviles solo requieren llenar su tanque de hidrógeno y de este modo al mezclarse con el oxígeno se genera la propulsión del vehículo.

Este proceso electro químico se produce en la pila de combustible y genera energía eléctrica, además de agua, mientras que la electricidad resultante se almacena en las baterías para ir nutriendo el motor, el agua restante, en forma de vapor, se expulsa.

Los coches impulsados por hidrógeno sólo emiten vapor de agua por el tubo de escape.

El procedimiento exacto y más esquematizado sería el siguiente:

  1. El hidrógeno almacenado en los tanques abastece la pila de combustible.
  2. Se inyecta aire (oxígeno) a las celdas de combustible que conforman la pila.
  3. La reacción del oxígeno del aire y el hidrógeno almacenado dentro de las celdas genera tanto electricidad como agua.
  4. La electricidad producida alimenta la batería, la cual a su vez abastece al motor.
  5. El agua sobrante se expulsa mediante el sistema de escape.

 

Las ventajas de contar con un vehículo impulsado por hidrógeno es que pueden estar exentos de los problemas propios de los eléctricos. Su autonomía puede compararse a la de los vehículos con motor de combustión interna.

Las desventajas de tener un vehículo de estas características es el alto mantenimiento de estos, la vida de útil de la batería es más corta, ya que depende de las condiciones del medio ambiente.

Sin duda alguna esta creación de vehículos de hidrógeno ayuda a cuidar mejor el medio ambiente, pero para esto es necesario el apoyo estatal con finalidad de impulsar el uso de los autos de celda combustible, como fue el caso del Gobierno chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.